escribo poesía

Escribo poesía

cuando mis sentimientos

son un nudo que necesito

desliar, conocer, comprender.

Escribo para releerme,

entenderme, quererme,

curar mi corazón,

ayudarme a tener más autoestima,

confianza en mí mismo,

en el hombre.

A veces me sale

para expresar en papel

lo que a mi voz

le da vergüenza decir

y poco a poco,

a medida que  más expreso,

más fácil es decirlo,

o quizás decido guardar silencio,

si aprendo a ello.

He sufrido,

he vivido,

he quedado vacío,

me he roto,

he resurgido

y he vuelto a sentir

y con ello a sufrir.

¿Cómo gestionar las emociones

para no sucumbir?

En ello estoy,

hoy con mi día

«asomado al pozo»

mirando hacia adentro

con vértigo, con pavor,

no quiero volver al vacío.

Mañana quizás llegue esa paz.

noviembre 5, 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *